Procedimientos Área pacientes

Condromalacia. Lesiones del cartílago articular

¿Te ha ocurrido alguna vez? El dolor en la parte anterior de la rodilla es una de las consultas más frecuentes en nuestra actividad diaria dentro de nuestra Clínica Traumatología Granada. La Condromalacia Rotuliana forma parte del Síndrome Femoropatelar o Síndrome de dolor anterior de rodilla.

El mecanismo que provoca el dolor es fundamentalmente por irritación de los tejidos que rodean a la rótula y por un reparto de cargas de presión anómalo entre la rótula y el surco femoral, lo que provoca un aumento de presión en esta zona y a largo plazo edema y erosiones o desestructuración en el cartílago (Condromalacia)

¿Cuáles son las causas que provocan la Condromalacia Rotuliana?

Este problema ocurre fundamentalmente en Atletas, como esquiadores, ciclistas y jugadores de fútbol debido a la sobrecarga funcional, microtraumatismos repetidos y al aumento de presión sobre sus rodillas. En ocasiones también aparece en personas que desarrollan su actividad diaria en posición sentada o de rodillas, como por ejemplo un taxista o un mecánico.

En otras ocasiones no existe una causa clara, y puede aparecer en cualquier persona, sin un mecanismo traumático o de esfuerzo claro, o incluso en personas sedentarias. En estos casos la causa puede ser un desequilibrio progresivo o debilidad de la musculatura del muslo lo que provoca que la rótula esté más presionada en el surco femoral por su parte externa que por la interna (Síndrome de Hiperpresión externa de la rótula).

También existen otros motivos, como la inestabilidad o subluxación de la rótula, alteraciones del eje de la extremidad y desequilibrios en la pisada por alteraciones en los pies, como en los pies planos.

Dolor en la rótula, uno de los principales síntomas de la condromalacia rotuliana

El síntoma fundamental de la condromalacia rotuliana es el dolor alrededor de la parte frontal de la rodilla (rótula). El dolor en la rótula se produce al subir o bajar escaleras, al flexionar las rodillas, en posición de cuclillas, y en personas que permanecen sentadas con la rodilla doblada largos periodos de tiempo.

El examen físico incluye una comprobación de la alineación de la extremidad, función del cuádriceps y estabilidad de la rodilla. Es característico el roce doloroso entre rótula y fémur en la exploración (Roce Femoropatelar).

¿Cuál es el Tratamiento de la Condromalacia Rotuliana?

Es fundamental evaluar y detectar las causas que provocan este problema, aunque las sobrecargas y el desequilibrio muscular son sus causas más habituales.

a) En las fases iniciales

· Debe dejar de hacer cualquier actividad que cause dolor en la rodilla. Esto probablemente significa evitar correr o saltar o bajar escaleras de forma forzada.
•Evite cargar el peso sobre la rodilla dolorosa. Algunos atletas cambian temporalmente a una actividad en la que no soportan peso, como la natación, bicicleta o aparatos de gimnasio.
• Aplique compresas frías o hielo envuelto en una toalla durante períodos cortos de tiempo, varias veces al día.

Según la evolución puede ser necesario tomar medicamentos antiinflamatorios de forma ocasional, terapia de condroprotectores o tratamientos mediante Infiltraciones/ viscosuplementación.

b) Reequilibrado muscular del muslo. Importancia del Vasto medial Oblicuo

El Reequilibrado muscular es el tratamiento fundamental en el tratamiento de la Condromalacia Rotuliana, pues el desequilibrio muscular del cuádriceps es su causa fundamental.

Es importante trabajar la Potenciación muscular de la zona interna del muslo (Vasto Medial, Vasto medial oblicuo y músculos aductores ), pues en condiciones normales, la musculatura externa del muslo es más potente que la interna, balanceando la rótula hacia externo y aumentando progresivamente la presión en esa zona. Igualmente se recomiendan estiramientos en la zona externa del muslo ( Estiramientos de la cintilla iliotibial ) y estiramientos de los músculos isquiotibiales.

Esto es importante sobre todo en personas que refieren dolor tras un periodo de descanso o sedentarismo, pues esa falta de actividad suele ser la causa de debilidad y desequilibrio de la musculatura interna del muslo.

Es muy importante ser constante y crear una buena rutina de ejercicios durante dos o tes meses para conseguir el equilibrado y obtener resultados de remisión del dolor y mejora de la funcionalidad.

¿Por qué es tan importante potenciar el Vasto Medial del cuádriceps?

El músculo Vasto Medial, en especial sus fibras oblicuas es un estabilizador estático y dinámico de la rótula en el surco femoral. Ayuda a que la rótula esté normoposicionada en el centro del surco femoral y su componente dinámico está presente durante todas las fases del movimiento de flexión de la rodilla.

En los individuos sanos, sin dolor, las fibras del vasto medial oblicuo están activas en todo el rango de movimiento de la rodilla. En pacientes con dolor femoropatelar de rodilla (condromalacia rotuliana) las fibras se contraen solo en determinadas fases del movimiento, y se fatigan con mucha más facilidad.

El desequilibrio en la función de este músculo provoca que la rótula no deslice por el centro del surco femoral, provocando sensación de roce o crujido en las rodillas. Habitualmente se presiona más la parte externa de la rótula que la interna (hiperpresión externa), y más adelante inflamación de todas las estructuras cercanas a la rótula provocando lesión del cartílago (Condromalacia)

Otras lesiones del cartílago: Úlceras traumáticas

Existen otro tipo de lesiones del cartílago, habitualmente por traumatismos de media y alta energía, bien por golpe directo o por una torsión forzada de la rodilla que conducen a una úlcera en la superficie lisa del cartílago. Pueden acompañarse de lesiones de los ligamentos, por ejemplo, una rotura del ligamento cruzado anterior y de los meniscos.

Estas lesiones del cartílago suelen provocar hinchazón en la rodilla o derrame articular, dolor al caminar y en ocasiones, si el fragmento de cartílago está desprendido, bloqueos de la articulación.

La Resonancia Magnética de la rodilla se hace imprescindible en el diagnóstico de este tipo de lesiones, así como de las posibles lesiones accesorias. Es importante visualizar una resonancia de calidad, de alta resolución. La Resonancia debe delimitar la zona afectada y la localización precisa, así como definir la presencia de edema óseo y la estabilidad o inestabilidad de la lesión.

El tratamiento de las úlceras del cartílago o defectos condrales es mucho más complejo que el tratamiento de la condromalacia, y pueden precisar cirugía en muchas ocasiones mediante Artroscopia de Rodilla. Existen varias técnicas, según la lesión, entre las que se encuentran la microfractura, transferencia osteocondral – mosaicoplastia, trasplantes biológicos o trasplante de condrocitos.

En general, la evolución y recuperación de estas lesiones es muy variable y depende mucho del tamaño de la lesión, localización y profundidad. Igualmente, la evolución inter-paciente es variable, con periodos de inflamación o sinovitis de rodilla en el proceso de recuperación y dependiendo igualmente del compromiso de cada paciente con una rehabilitación muy intensiva y exigente.

"Mi Compromiso es tu Salud y el Trabajo en Equipo. Intentaré explicarte qué es lo que te ocurre y trabajaremos juntos para resolver el problema. "


Pedir cita