Procedimientos Área pacientes

Calcificaciones en el hombro

La tendinitis calcificante es una causa frecuente de dolor en el hombro y una de las lesiones de hombro más frecuentes; cada vez más pacientes visitan nuestra clínica traumatología Granada con esta dolencia.

Nuestra experiencia en la Clínica de Traumatología Dr. Eugenio Díaz nos dice que es más frecuente en mujeres, entre 40 y 60 años y suelen afectar al manguito rotador, fundamentalmente al tendón supraespinoso y la bursa.

Sus causas son multifactoriales relacionadas fundamentalmente con la degeneración y afectación de la vascularización del tendón supraespinoso o microtraumatismos repetidos, aunque las causas todavía no están claras.

La calcificación se forma por la precipitación de sales de calcio en torno a los tendones del manguito rotador.

calcificaciones hombro

Síntomas calcificaciones de hombro

En un 20% de los casos pueden cursar sin dolor en el hombro, y son un hallazgo casual al realizar una radiografía del hombro.

En otras ocasiones los pacientes refieren dolor en el hombro inflamatorio agudo con gran limitación de la movilidad del hombro. Suele ser frecuente el aumento de los síntomas ante periodos de reposo, o durante la noche.

Estos síntomas,en ocasiones tienden a remitir en las siguientes semanas. En algunos pacientes los síntomas suelen volver a aparecer a los meses siguientes, causando nuevamente inflamación, dolor y limitación funcional importantes.

calcificaciones en el hombro

Fases de la tendinitis calcificante

Se han descrito varias fases en la formación y reparación de la calcificación, relacionadas con los síntomas.

– Existe una Fase formativa que se asocia con depósitos fragmentados de calcio. Suelen provocar dolor y limitación funcional leves.

– La Fase de reposo existen depósitos nodulares de calcio, y son visibles en la radiografía. Se asocian a fases de dolor intermitente o moderado , con periodos de agudización, aunque en otras ocasiones no provocan dolor. En esta fase, las calcificaciones más grandes pueden comprometer el espacio subacromial y la bursa por lo que pueden ser más sintomáticas.

– La Fase de resorción existen depósitos asociados a invasión vascular reparativa.  Durante esta fase los pacientes suelen presentar periodos de intenso dolor, inflamación y afectación de la movilidad. Suelen estar provocados por desprendimiento de cristales de calcio en la articulación y bursa subacromial, provocando una intensa irritación.

-En algunos pacientes, pasados meses se inicia la Fase post cálcica, donde los síntomas van remitiendo a medida que se reabsorbe la calcificación.

Diagnóstico de la tendinitis calcificante

La radiología simple nos suele ayudar a detectar calcificaciones grandes o de varios milímetros.  Es importante complementar el estudio mediante Ecografía o Resonancia Magnética, que nos informarán de la localización precisa de las calcificaciones y ayudarán a conocer la degeneración,edema o roturas asociadas de los tendones del manguito rotador.

Tratamiento de las tendinitis calcificantes

Cuando detectamos una calcificación en el hombro, fundamentalmente en el tendón supraespinoso, la actitud habitual suele ser de tipo conservador.

1. Tratamiento sintomático

Las primeras medidas, sobre todo si existen síntomas inflamatorios asociados suelen ir encaminadas al control del dolor en el hombro y de la inflamación en el hombro, mediante frio local, reposo inicial y terapia antiinflamatoria. Debemos iniciar ejercicios que mejoren el balance articular según los síntomas nos permitan la movilización. En casos de gran descontrol o casos refractarios se puede plantear una infiltración periarticular del hombro, para ayudar a la remisión de los síntomas. Podemos conseguir resultados clínicos favorables en más de la mitad de los pacientes a los 3-6 meses.

Se debe tratar la tendinitis reactiva mediante ejercicios específicos,restauración del balance muscular, articular, y en ocasiones complemento fisioterápico.

2. Tratamiento con ondas de choque

El objetivo del tratamiento con Ondas de Choque es incentivar la fragmentación y reabsorción de los depósitos de calcio, aumentar el efecto reparativo del tendón del manguito rotador mediante estimulación vascular y conseguir un efecto analgésico por neuromodulacion.

Mediante esta técnica se consigue una mejora del dolor y un aumento progresivo de la funcionalidad en una gran parte de los pacientes.

En algunos tipos de calcificación se incentiva la reabsorción mediante esta ténica, sobre todo cuando existen depósitos de calcio no homogéneos.

calcificaciones hombro causas
calcificaciones hombro ejercicios

3. Artoscopia de hombro

La artroscopia de hombro se debe planificar en pacientes con sintomatología mur acusada, recidivante y con escasa respuesta a los tratamientos realizados.

También debemos plantear esta técnica cuando existen lesiones asociadas como lesión del tendón del manguito rotador, pinzamiento importante del espacio subacromial asociado a grandes calcificaciones o rigidez secundaria ( artrofibrosis ).

La artroscopia de hombro utiliza dos o tres mini incisiones de aproximadamente 0,5 a 1 cm y un sistema formado por una cámara de alta definición conectada a un monitor, un haz de luz de fibra óptica y pequeños instrumentos quirúrgicos, que nos permiten visualizar la calcificación del hombro, eliminarla y reparar el tendón dañado del manguito rotador mediante sutura.

Podemos asociar la bursectomía artroscópica y la descompresión subacromial en caso de gran compromiso. Esto permite una rápida recuperación y complemento rehabilitador debido a la mínima lesión de los tejidos y a la reparación de los mismos.

Postoperatorio y tiempo de recuperación

La artroscopia de hombro suele realizarse con Anestesia regional combinada con Anestesia General, permitiendo eliminar el dolor durante las siguientes 18 a 24 horas tras la intervención. Esto nos permite dar el alta al domicilio en ocasiones el mismo día tras la intervención con analgésicos simples y con muy buen control del dolor.

Es importante tras la eliminación de las calcificaciones, si han precisado la sutura del manguito rotador, mantener el brazo con un cabestrillo, permitiendo ejercicios pasivos y pendulares a los pocos días tras la intervención. El paciente iniciará de forma progresiva un programa intensivo de Fisioterapia y Rehabilitación mediante ejercicios pasivos iniciales y ejercicios activos a partir de las tres a cuatro semanas tras la intervención. Debemos evitar esfuerzos y sobrecargas en los primeros meses, pues se hace necesario que la sutura de los tendones implicados se integre nuevamente en el hueso.

"Mi Compromiso es tu Salud y el Trabajo en Equipo. Intentaré explicarte qué es lo que te ocurre y trabajaremos juntos para resolver el problema. "


Pedir cita